@xilofano2
GIGOLOS MORENOS
Posts
3059
Last update
2018-12-20 03:57:33
    ilusiones-deamor

    Ya leíste esto. No hay vuelta atrás. Pide un deseo. Hazlo con todas tus fuerzas y rebloguea. Se cumplirá.

    :(( que se cumpla porfa u.u

    cremademani

    NECESITO TINTA EN MI IMPRESORA, SI ESO SE CUMPLE SERÍA LA PERSONA MÁS FELIZ ;___________;

    fragmentos-rotos

    Por favor!! D: Se debe cumplir ><

    balticata

    BALTICATA : JAMAS PENSÉ QUE FUNCIONARIA! CONCHETUMARE! ES WEÁ DEL DEMONIO <3 TE AMO TUMBLR RECTM!

    abzurdaaah

    Porfavor!!! :(

    everyday-a-new-adventure

    Una oportunidad…

    el-bien-y-el-mal

    Por favor! Lo necesito :c

    lasonrisadeunextra-o

    Siempre funciona, siempre me ha funcionado espero que no sea la excepción

    loquegrita-tualma

    SIEMPRE me ha resultado, por favor no me falles!

    psychophobia

    Sólo… quiero olvidarlo, que deje de doler

    bam-bam-n

    que deje de doler

    medapajapensar

    olvidarte

    sen--suality

    700 PUNTOOOOOOOOOOOOOOOOOOS

    elsxlvrs

    850 por favor 🙁

    anonimo2014

    Me uno al mame por mera desesperación. 😰

    infiern0s-de-arte

    Vamos tumblr, yo se que tu puedes cumplirme esta weá 💪🏻💪🏻

    life-is-worth-to--living

    Que deje de doler :’(

    relatoschilenos

    🙏🏻🙏🏻🙏🏻🙏🏻 (me fue bien Gracias)

    pichulonchilenocaliente

    Quiero al disco desnudo!!

    pilloqliao25

    Vamos!! Que se que se puede

    La VERGA es la verga

    Otra forma de llamarle al PENE:

    “ Pájaro: aunque suena muy infantil, este sobrenombre nos ha regalado verdaderas joyas del folklore y el albur. Es así como encontramos especies exóticas como ‘el Pájaro mea placas’, o ‘el Pájaro con suelas’, ‘el Pájaro hechicero’, o sea, el que te encanta. Chéquense también este piropo: ‘con esas tortas y una Fanta, hasta mi pajarito canta’. ¡Tiembla, Neruda!”

    image
    image
    image
    image
    image
    image
    image

    ¿Qué les parece el ingenio del mexicano?

    👉   8=👊D 💦   👈

    losestafadosnova

    ¿Sorpresa por aniversario?

    Buenas noches chic@s no se si se habrán dado cuenta pero este mes el blog cumplió un año de existencia y pensaba celebrarlo subiendo un chico diario por una semana más no se si contaria con su apoyo reblogueando y demás pues ultimamente no han apoyado a los chicos que recientemente he subido así que diganme que opinan.Si hubiera esa dinamica ¿la apoyarian? Dejen su comentario en este post y si veo que hay muchos comentarios a favor a partir de este jueves hasta el próx miercoles 3 de Octubre estaría subiendo un chico diario. OPINEN…

    losestafadosnova

    Bueno, anoten en sus calendarios, la semana de celebración comienza el jueves y terminara el miércoles de la siguiente semana, un chico por dia, aproximadamente a las 22 o 23 hrs se publicará al chico, espero contar con su apoyo buenas noches :D 

    El taxista.

    Llegué a la terminal del ADO a las 5 de la mañana, cansado del viaje tome un taxi, me subí en la parte trasera y le dije a que dirección me llevaría, pasadas unas cuadras el taxista, joven de unos 22 años, moreno, delgado, divino, movió su cabeza en señal de cansancio, le dije: cansado? Y me respondió: si algo, como que me quiero tronar el cuello pero no puedo, mi mente maliciosa se activó de inmediato, pero guarde silencio cuando me dijo y viene de trabajo? Le respondí que si, que venía a dar unos masajes por que trabajaba en un spa, lo cual es falso, ya llegando a mi destino le pague y me dijo que cuanto cobraba, le dije que 100 pesos, dijo ah orale, entonces le dije si quieres te doy un leve en el cuello para el stress, me dijo va!, entramos al cuarto donde rento y le dije quítate la camisa y acuestate boca abajo, y le empecé a dar masaje en el cuello con una crema que había a la mano, yo no tengo idea de dar masaje pero hice el mejor esfuerzo, masajee su espalda alta y su espalda baja, luego le dije volteate boca arriba y lo hizo, masajee su pecho y luego su abdomen, tenía una cicatriz de apéndice y tenía dura esa parte por la cicatriz, ya que termine esa parte le dije: quieres que le demos a las piernas ? Me dijo va! Le quite el pantalón de mezclilla, y los calcetines, le remangue el boxer y se le veía una verga hermosa semi directa, dobladaa la izquierda, le di, masaje en sus muslos firmes pues me dijo que jugaba fut bol, después me pase a sus pantorrillas de macho, peludas y por último a sus pies, grandes y toscos como de cargador, le di masaje en las plantas y sus dedos, y me dije ya termine, pero el seguía acostado boca arriba y me dijo estuvo chido el masaje camarada, fue cuando me senté a su lado y pase mi mano al otro lado de su cuerpo para recargarme, y fue entonces cuando le empecé a tocar su cicatriz de la apéndice, y le dije esto ya es otro rollo, le acaricia su pubis y note su verga erecta y le dije mira ya se despertó tu compadre, arriesgandome se la saque y me la metí a la boca, y la empecé a mamar, una verga divina, le saque los huevos y su verga parecía que iba a explotar de lo dura que estaba, y con ese olor a verga de macho que te vuelve loco, no dure ni un minuto mamandola cuando se retorcio y dice me voy a venir, me puedo venir? Y yo seguia prendido como chivito bebé, sentí si leche deliciosa, en poca cantidad, la seguí mamando y le dieron muchas cosquillas, le dije, quedó sensible, dice si, luego de levantó lentamente y me dijo me prestas tu baño y le dije adelante, mientras le dije como te contacto y dice pues me chingaron mi cel, entonces le anote mi teléfono en un papel, y me dijo chido, se vistió y se fue, minutos después tocaron la puerta y era el, olvidó su gorra, la tomo y se fue…

    Ese amor de machos que llamábamos “AMISTAD” 3

    LAS CLASES EN EL RÍO

    En poco tiempo Omar aprendió bien las matemáticas y aprobó la materia. Desde entonces se convirtió en mi mejor y más fiel amigo… estábamos en el equipo de fútbol de la escuela, y todos los días, el profesor de Educación Física nos sacaba de la última clase para entrenar… Omar sudaba mucho, mojaba sus calzoncillos, de hecho, la humedad del sudor se notaba entre sus piernas y dibujaba la rayita de sus bien torneadas nalgas…

    Casi todos los del equipo, al terminar el entrenamiento, nos íbamos a bañar al río que pasaba cerca de la escuela… todos corríamos a ver quién llegaba primero… Omar era siempre el primero en llegar pues era el más fuerte y el más alto de todos, era evidente que sus músculos y su figura masculina estaba más definida que la nuestra porque él ya casi estaba por alcanzar la mayoría de edad, mientras nosotros, unos adolescentes aún en desarrollo.

    image

    Cuando se metía al río con el short húmedo por el sudor y luego salía del agua, la tela se adhería a su cuerpo como una pintura que dibujaba perfectamente sus nalgas, sus piernas y… claro, su pene, que por el tamaño que ya se cargaba, era imposible esconderlo… parecía que nadie ponía atención a ese miembro que casi se transparentaba por la tela intentando exhibirse para ser admirado…

    No sé si Omar era consciente de lo que tenía ahí colgando entre sus piernas… él disfrutaba de la frescura del agua y jugaba conmigo a las competencias de natación mientras los demás se divertían de otra manera… Poco a poco se iban yendo todos. Omar y yo eramos los últimos en salir del agua… porque además de juguetear en el río, repasábamos alguna materia que él no había comprendido bien…

    Mientras le explicaba algunas cosas de clase, él salía del agua y se quedaba de pie frente a mí… su bulto enorme dibujado por su miembro quedaba frente a mi rostro… no dejaba nada a la imaginación… sus testículos y su herramienta se dibujaban perfectamente como invitando a ser acariciados suavemente… Yo no salía del agua, porque experimentaba unas fuertes erecciones al observar semejante cuadro erótico que Omar me dibujaba con su cuerpo y… sobre todo, con aquello que orgullosamente sobresalía entre sus piernas…

    image

    El agua del río ocultaba esta excitación de la vista de Omar… Mientras él se concentraba en mis explicaciones yo, en sus partes nobles… era imposible no hacerlo…

    El repaso de las clases se volvieron hábito entre nosotros. Recuerdo que era viernes, cuando por primera vez pude ver su “herramienta” al desnudo. Ese día al salir de la escuela, terminando el entrenamiento, nos fuimos todos, como de costumbre, a remojarnos al río… poco a poco se fueron yendo hasta quedar solamente Omar y yo sentados en la orilla…

    Mientras yo le explicaba las reglas gramaticales de la materia de Español, él se sentó frente a mí… escuchaba atento mis explicaciones poniéndose cómodo con las piernas abiertas… tenía puesto el short del equipo pero no se había puesto el calzoncillo porque estaba mojado, solo lo exprimió y lo colgó de un arbusto para que se escurriera…

    Yo, desde hacía varios días, venía mirando con discreción aquello que le colgaba entre las piernas, porque al principio me impresionó su tamaño, ya que la tenía más grande que cualquiera de nosotros, al menos eso era lo que se percibía sin necesidad de mucha imaginación… así que mientras le explicaba, me recosté boca abajo, poniendo el libro en el suelo entre sus piernas y de vez en cuando levantaba la mirada para mirarlo a la cara, y ver si había comprendido la explicación, pero sobre todo para mirar de reojo su miembro que descansaba plácidamente sobre el suelo, teniendo de por medio la tela ligera del short…

    image

    La amplitud de las piernas del short dejaba que el aire y mi mirada entraran y acariciaran esas hermosas bolas que acompañaban ese miembro flácido que imponía e invitaba besarlo, tomarlo entre los labios y despertarlo suavemente con la lengua… se me hacía “agua” la boca al mirar esa herramienta que prometía vigor, fuerza y grandeza… Era verdaderamente una tentación mirar ese fruto prohibido para un adolescente campesino y educado a no pensar cosas “sucias”. Pero mi imaginación volaba hasta el paraíso del erotismo prohibido por mi educación religiosa mientras le explicaba mecánicamente la clase…

    De repente, él me dijo:

    - ¡Espera debo orinar! ¡Ya no aguanto!

    Al decir eso, simplemente sacó su pene por la pierna izquierda del short y comenzó a orinar, sin levantarse, a un lado de donde estábamos estudiando… Fue hermoso ver esa herramienta al aire libre sostenida por la mano derecha de Omar… no pude evitar ver cada detalle de ese instrumento que al principio estaba flácido y luego se comenzó a endurecer y crecer mientras brotaba con potencia ese chorro de líquido que obligó a Omar a hacer sus necesidades ahí mismo donde estábamos.

    image

    Mis ojos recorrían  acariciando con la mirada ese tronco endurecido desde su raíz hasta la punta… y seguían el chorro potente que brotaba y caía sobre la arena sedienta , que  al instante consumía el líquido caliente que el pene de Omar le propiciaba… No sé por qué quise ser la arena en ese momento… una sensación placentera recorrió mi piel….  Mientras la arena calmaba su sed, la sed de placer me quemaba por dentro…  unas ganas inmensas de succionar ese pedazo de carne y exprimirlo para extraer el jugo que le quedaba, invadieron mi interior… Mis ojos seguían cada gota que caía de ese trozo, hasta que no cayó ni una más…

    Ahí me di cuenta que la confianza que Omar me tenía era demasiada… no sentía ninguna vergüenza en mostrarse todo frente a mí… de hecho, al terminar de orinar, se volvió a sentar, y al parecer, accidentalmente la pierna izquierda del short se atoró en la hierba que dejó al descubierto sus testículos y su pene, dejándolos totalmente al aire libre… fui mirando cómo esa erección provocada por las ganas de orinar fue disminuyendo hasta que ese instrumento volvió a descansar sobre el suelo, esta vez, ya sin la tela, sino directamente sobre la arena del río…

    image

    Él sin inmutarse, dejó que sus partes nobles quedaran así, al aire libre… abrió más las piernas… se acomodó para seguir escuchando la explicación mientras yo hacía esfuerzos enormes para no alcanzar ese fruto jugoso con mis manos y llevármelo a la boca… no pude evitar la excitación… mi pene se endureció de tal manera que parecía un taladro haciendo un agujero en la arena… no sé si Omar se dio cuenta de la dificultad erótica que yo estaba experimentando porque me preguntó:

    - ¿Te sucede algo?

    - No, le dije, simplemente estoy incómodo.

    - ¡Levántate! -Me dijo - y acomódate aqu.

    Decía, mientras señalaba una piedra junto a él… yo no quería levantarme porque la excitación era demasiada, mi erección sería evidente… yo no quería que él me viera así: emocionado por su herramienta…

    image

    Desde ese viernes comencé a explicarle las clases quedándome dentro del agua para evitar la incomodidad de mis erecciones, mientras él, aveces también dentro, otras sentado sobre las raíces del encino, con las piernas abiertas me escuchaba atento, mientras yo acariciaba su entrepierna con la mirada y mi pene lloraba bajo el agua .

    Ese amor de machos que llamábamos “AMISTAD” 4

    LA TENTACIÓN EN MI CAMA

    image

    Era vienes esa vez. Eran como las 7 de la noche… yo estaba haciendo mis tareas para tener libre el fin de semana y poder entrenar con el equipo sin preocupaciones escolares, cuando mi mamá fue a verme a mi habitación para decirme que Omar me buscaba. 

    Me levanté y fui a la puerta para ver qué necesitaba. Al abrir, Omar estaba con su mochila al hombro, aún con el uniforme de la escuela… su rostro dibujaba una situación incómoda… se veía que estaba mal… 

    - ¡Pása! 

    Le dije señalándole el sillón de la sala. Él sin decir palabra entró, se quitó la mochila que llevaba al hombro, la colocó en el piso y se sentó colocando sus codos sobre las rodillas mientras las palmas de sus manos sostenían su barbilla… el silencio continuó… yo solo me quedé observando su mirada que parecía traspasar las paredes y se perdía en el infinito de la nada… 

    - ¿Qué pasó? 

    Le dije en voz baja. 

    - Mi papá me echó a la calle… no me dejó entrar a casa, 

    Dijo con tono de tristeza y de dolor 

    - ¡No me quiere ver por unos días! ¡No sé que voy hacer! ¿A dónde voy? 

    Una lluvia de interrogantes sin respuestas comenzaron a brotar de sus labios…

    - ¡Tranquilo! 

    Le dije intentando suavizar su situación. 

    - ¡Saca tu cuaderno para hacer la tarea juntos! ¡Anda! 

    Le dije mientras me levantaba para ir a hablar con mi mamá. 

    -¡Espérame aquí, voy a decir a mi mamá que te quedas a cenar con nosotros!

     Al contarle la situación de Omar a mi mamá, ella accedió a que se quedara ahí con nosotros mientras arreglaba la situación con sus padres. Mi mamá sentía pena por él, porque conocía la situación conflictiva de los padres de Omar. 

    Al volver a la sala, le dije: 

    - ¡No te preocupes! Te puedes quedar con nosotros mientras se arreglan las cosas con tus papás. ¡Anda! Vamos a hacer la tarea. 

    - ¡Gracias chaparro!  

    Me dijo con tono de agradecimiento, mientras le caían unas lágrimas de sus ojos… Me dieron unas ganas inmensas de abrazarlo y besarlo… pero me aguanté como macho… él comenzó a sacar sus cosas de la mochila, para buscar su cuaderno… cuando mi mamá gritó desde la cocina: 

    - ¡Muchachos! ¡Vengan a cenar! ¡Luego hacen sus tareas! 

    Nos levantamos, y fuimos a la cocina… Después de cenar y platicar un rato con mi mamá, y acordar que él se quedaría a dormir en mi cuarto en la cama y yo en el catre que teníamos de emergencia para cuando hubiera visitas, nos dirigimos a mi habitación para continuar con la tarea. 

    image

    Como a las 11 de la noche, después de terminar la tarea, el estado de ánimo de Omar ya era más positivo, ya reía a carcajadas… a ratos me abrazaba o golpeaba mi espalda… jugueteando hicimos el programa de entrenamiento para el sábado y el domingo… y… el sueño comenzó a llegar… 

    - ¡Vamos a dormir! -Le dije- Ya es tarde y mañana hay que levantarse temprano para entrenar.

    - Está bien. 

    Dijo - mientras se dirigió al sillón que estaba frente a mi cama, para acostarse ahí. 

    - ¡No! - le dije - ¡Tú vas a dormir en mi cama! ¡Yo voy a dormir aquí!  

    Le dije mientras me agaché para sacar el catre debajo de mi cama. 

    -¡No! ¡Cómo crees! ¡No te voy a sacar de tu cama! 

    Así entre discusiones de cortesía pasamos un buen momento hasta que dijo: 

    - ¡Bueno! ¡Está bien! ¡Pero nos acostamos ahí los dos! 

    Me quedé sin palabras… vinieron a mi mente esas imágenes del río… pero ahora en mi cama… era una verdadera tentación… ciertamente él lo decía inocentemente como amigo. Pero… me quedé mudo… 

    - ¿Qué pasa? ¿Te sientes incómodo? 

    Decía mientras se sentaba en la cama 

    - ¡Anda! ¡Vamos a dormir! ¡Deja la cortesía para otra ocasión! 

    Con una sonrisa amistosa, me subí a la cama y me acosté en el lado derecho, mientras él se quedó en el izquierdo… No nos desvestimos… yo me quedé con mi camiseta y mi pantalón puestos… él simplemente se arrojó en la cama aun vestido con su uniforme de educación física: pantalón deportivo y camiseta… aún no nos preparábamos para dormir… continuamos platicando sobre nuestros sueños de grandes… hasta que él se quedó dormido profundamente…

    Me levanté mientras él comenzó a roncar… me puse mi short y mi camiseta de dormir… al verlo así, me acerqué a él para decirle: 

    - ¡Omar! ¡Cámbiate para dormir! ¡Aquí tengo un short para que te pongas! 

    Él no reaccionó ni aún moviéndolo… Me agaché para quitarle los zapatos, porque sus pies quedaron colgados al borde de la cama… él continuó sin reaccionar… y me atreví a decirle:

    - ¡Omar! ¡Levántate! ¡Ponte este short! ¡Si no, te voy a desvestir yo! 

    Continuó sin reaccionar, y esto me dio valor para comenzar a desvestirlo para ponerle el short… con los dedos de mi mano derecha tomé el resorte de la cintura de su pantalón deportivo y lo tiré suavemente hacia abajo para quitárselo a ver si despertaba… pero siguió sin reaccionar… al tirar un poco hacia abajo su pantalón no pude evitar mi sorpresa: ¡No traía calzoncillos! Apareció ante mí esa enorme herramienta que se cargaba… no resistí la tentación de quedarme por un rato admirando esa hermosura… Sentí unas ganas enormes de acariciarla con mi lengua, besarla, lamerla… pero la conciencia de que no estaba bien hacerlo me detenía… mi pene despertó con fuerza amenazando romper mi calzoncillo… 

    image

    Ya no quise seguir desvistiéndolo… mi pudor me ganó… pero antes de dejar que el resorte de su pantalón volviera a su lugar, pasé suavemente mis dedos sobre ese tronco hermoso, que al sentir la piel de las yemas, comenzó a moverse como despertando de un letargo… estaba recostado y descansando sobre la pierna izquierda de Omar… comenzó a moverse suavemente hacia la derecha y a crecer queriendo alcanzar su ombligo… era un espectáculo verdaderamente atrayente… bajé suavemente, casi sin tocar su piel, solo dejando que el calor de mis dejos se dejara sentir sobre esas bolas hermosas, que al percibir el calor de mis dedos, se arrinconaron junto a ese tronco moreno… parecía que querían esconderse detrás de él… 

    Omar solo movió ligeramente su pierna derecha… dejó de roncar… no abrió los ojos… solo levantó suavemente su mano derecha y se detuvo en el resorte de su pantalón… para impedir que volviera a su lugar… dejando al descubierto esa hermosa herramienta con sus bolas colgando al aire libre… No sé si se había despertado o si era solo la reacción a un estímulo tímido pero placentero… no sé si quería que yo atravesara el límite del pudor y de la conciencia… no abrió los ojos… pero consciente o inconscientemente, su mano derecha no dejó que el pantalón volviera a esconder ese miembro que era objeto de mi curiosidad y deseo… 

    image

    Ese amor de machos que llamábamos “AMISTAD” 5

    ESPERÁBAMOS LA NOCHE PARA SENTIR DORMIDOS AQUELLO QUE NO PODÍAMOS SENTIR DESPIERTOS…

    image

    El conflicto de los padres de Omar se complicó más. La violencia familiar aumentó, a tal grado que su mamá vino a hablar con mis padres para pedir de favor que él se pudiera quedar con nosotros mientras se resolvían los problemas que ellos tenían. Así que Omar tuvo que quedarse con nosotros y, claro, durmiendo en mi cama. No puedo olvidar la alegría que manifestó el rostro de Omar al saber que no volvería a su casa por un tiempo no determinado. Era evidente que con nosotros se sentía mejor. 

    Yo me sentía un poco nervioso porque no sabía hasta cuándo podía soportar la curiosidad por tocar el cuerpo de Omar y, claro, su miembro que cada vez más me despertaba el deseo de agarrarlo, acariciarlo, sentirlo en mi boca… eso verdaderamente me atemorizaba, pero no puedo negar, que me alegraba también saber que se quedaría conmigo varios días. 

    image

    Se hizo normal que estudiáramos e hiciéramos las tareas juntos. En pocos días, él mejoró mucho en el aprovechamiento escolar. Después de estudiar y terminar las tareas, salíamos a entrenar con los demás del equipo en el campo del barrio… al regresar, nos acostábamos para leer un poco, mirar la televisión o platicar de nuestros proyectos de futuro… los dos imaginábamos una vida mejor, llena de éxitos… 

    Así platicando nos quedábamos dormidos… se hizo costumbre quedarse dormidos así, casi siempre vestidos… a veces me despertaba cuando sentía que él pasaba su brazo sobre mis hombros o mi cintura… cuando sentía que su pierna derecha abrazaba mi cintura y su vientre se arrinconaba a mi cadera… él dormía, claro… o al menos eso yo pensaba… Al sentir su brazo y su pierna que abrazaban mi cuerpo, aunque yo estuviera vestido y él también, mis sentidos se agudizaban… intentaban sentir al máximo las reacciones de ese cuerpo que se me arrinconaba… 

    image

    Todas las mañanas sentía cómo su miembro despertaba con energía, endureciéndose como una pieza de acero… sentía cómo poco a poco iba creciendo rozando mis nalgas, amenazando con introducirse entre la abertura de mis glúteos… solo la tela de su pantaloncillo y del mío, defendían mi virginidad de ese miembro que buscaba dónde descargar el torrente sexual que lo despertaba vigorosamente. 

    No lo niego… me gustaba sentir cómo se endurecía su herramienta y cómo acariciaba mis nalgas sobre la tela… no sé si lo hacía a propósito… pero se acostumbró a dormir así conmigo… él me abrazaba cuando ya estaba dormido… al menos eso parecía… y, apenas pegaba su cuerpo junto al mío, su pene comenzaba a endurecerse… yo no decía nada… simplemente dejaba que su miembro me acariciara mientras él dormía… yo sentía cómo ese trozo de carne, duro como el hierro, iba buscando esa línea profunda que separaba mis glúteos… y una vez que la encontraba, se recostaba como queriendo ser abrazado por esa hendidura… 

    image

    Ese trozo de carne erguido, varias veces lo sentí explotar y mojar los calzoncillos de Omar y el mío… ese líquido viscoso atravesaba la tela y dejaba sentir el calor líquido que brotaba de ese cuerpo que me abrazaba inconsciente… No sé qué soñaba… no sé si solamente se hacía el dormido para poder abrazarme y sentir mi cuerpo… no sé si tenía ganas de conectar su cuerpo con el mío usando su herramienta… lo cierto es que varias veces, también mi pene explotaba cuando sentía cómo ese chorro de semen de mi amigo resbalaba por la tela de mi pantaloncillo mojando la piel de mis nalgas… 

    image

    Despertábamos… no decíamos nada… yo sabía lo que había pasado… él, no sé si lo sabía… reanudábamos nuestras labores cotidianas esperando la noche para volver a sentir aquello que no podíamos sentir despiertos…