gringoire21

Desde crío viendo esto… y claro, salí maricon. Cómo me impresionaba el grosor de aquellas pollas en comparación con la mia jajajaja aún recuerdo el rabo de un macho que vi meando en la calle, lo gorda que la tenía y la piel del capullo al pelarsela… Seguro que era normal, pero para mí que solo había visto la de mi padre me dejó muy marcado y con la curiosidad por las pollas. Y claro, ya de adolescente, a pajearme como un pervertido todo el rato pensando en pollas y a saciar mi vicio en los servicios del centro comercial al lado de mi casa y en el descampado. Vamos, que lo de chupar rabo y poner el culo lo llevo desde que nací